Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

La práctica de hipofraccionamiento del programa de radioterapia

Es un caso de éxito para el estudio de un Grupo de Expertos de América Latina, en Clínica Los Nogales

El Dr. Juan Carlos Galvis es médico especialista de radioterapia, magister en cáncer de próstata y nuestro líder del programa de Radioterapia, él fue seleccionado por la Fundación para la Salud de las Américas (Healthy Americas Foundation o HAF) como ponente sobre la radioterapia hipofraccionada, una solución para las barreras de acceso a los tratamientos del cáncer en América Latina; esta publicación en mención fue realizada por la revista Vía Médica Journals en su edición Vol. 27. del Informe de Oncología Práctica y Radioterapia.

Conozca aquí un poco más sobre la publicación donde participó, su experiencia y accede al enlace de la publicación digital de la revista Vía Medica Journals.             

Doctor Juan, ¿Cuál fue la intención que le motivó a participar de esta ponencia?

Vivir la experiencia y poder compartir mi conocimiento en un foro de discusión que se realizó de manera virtual sobre la adopción de protocolos de radioterapia hipofraccionada de cinco cánceres más comunes en Latinoamérica, como lo son el de próstata, mama, colorrectal, pulmón y estómago, el objetivo de esta participación era discutir si la radioterapia hipofraccionada podría servir como solución para poder aumentar el acceso a estos servicios en la ciudad de Los Ángeles, California.

Para esto, las organizaciones Americas Health Foundation (AHF) y la Sociedad Latinoamericana de Oncología Radioterápica (ALATRO) nos reunieron a ocho expertos en radioterapia con experiencia en oncología clínica, oncología radioterápica, salud pública y bioética de Argentina, Brasil, Chile, México, Perú y Colombia.

En especial, siempre he estado interesado y relacionado en temas sobre la lucha contra el cáncer y avances tecnológicos, teniendo como pilar en mis servicios el trato humano y de calidad.

¿Por qué considera usted que es importante la radioterapia hipofraccionada en Colombia?

Para los países en vía de desarrollo trae una serie de beneficios para el paciente y la sociedad donde está inmerso, también le permite al sistema de salud tener mayor cobertura de acceso a los tratamientos de alto costo, por lo tanto, en mi opinión, no sólo en Colombia sino en Latinoamérica debería ser preciso realizar tratamientos hipo-fraccionados, es decir, de pocas sesiones.

Esta técnica brinda a los pacientes una mayor calidad de vida, permitiéndoles el tiempo para desarrollar sus actividades diarias; a su vez y no menos importante, aporta a la salud mental de los pacientes y sus familias porque estarán menos expuestos al ambiente clínico. El impacto también denota en la disminución de ausentismo laboral; desplazamiento a pacientes y cuidadores, en especial a quienes tienen difícil acceso a las Instituciones Prestadoras de Salud que cuentan con equipos que están a la vanguardia tecnológica para sus patologías, como es el caso de Clínica Los Nogales.

Para el sistema de salud y el acceso a los pacientes con necesidad de tratamientos de alto costo brinda el beneficio de mayor cobertura en la atención, aumentando a la capacidad instalada de los equipos, a su vez, mejorando notablemente el rendimiento de los equipos tecnológicos.

¿Cómo ha sido la experiencia con sus pacientes en Clínica Los Nogales?

El programa de radioterapia de Clínica Los Nogales abrió sus puertas en enero del año 2021 y cuenta con uno de los primeros aceleradores lineales Halcyon en Bogotá, siendo un equipo diagnóstico de alta tecnología que brinda tratamientos en corto tiempo y con mayor efectividad, programa del cual hago parte a la fecha. Básicamente, la radiación que emiten estos equipos actúa directamente sobre el ADN de la célula tumoral, produciendo muerte celular.

Anteriormente se tenía que un programa o régimen de radioterapia se realizaba en tratamientos de muchas sesiones, pero con bajas dosis; esto también ocurre porque los equipos tecnológicos no eran tan precisos y podían llegar a ocasionar daños en los tejidos sanos por una sobreexposición, por lo tanto, se realizaban en aproximadamente 40 sesiones, es decir 40 días hábiles. Ahora, el hipofraccionamiento y las nuevas tecnologías permiten técnicas que han hecho que podamos dar dosis más grandes en menores sesiones, así los pacientes asisten menos días, por ejemplo, ahora hacemos un programa de 40 sesiones en 15 sesiones, es decir, en 15 días hábiles, y esperamos poder llegar a disminuir la cantidad de sesiones casi a un 50% dependiendo el diagnóstico del paciente. A nivel de cuidados paliativos, por ejemplo, si un paciente tiene dolor, podemos hacerlo en una sesión, lo que antes podría llegar a durar hasta 10 sesiones.

Por último, es importante destacar la importancia en la educación y capacitación médica continua y obligatoria para el éxito de estos programas y el desarrollo de los protocolos, los cuales dependerán del diagnóstico del paciente, buscando siempre brindarle a los pacientes y sus familias una mejor calidad de vida.

Ingresa al artículo haciendo [CLIC AQUÍ] https://journals.viamedica.pl/rpor/article/view/RPOR.a2022.0108

Bibliografía

Hypofractionation as a solution to radiotherapy access in latin america: expert perspective. Reports of Practical Oncology and Radiotherapy, Vol 27, No 6 (2022).

Share this
Ir al contenido